Cuba y lo inexplicable (IV)

¿Cómo le explico a un colega

—que al castrismo está alabando—

la carne de contrabando,

las colas en la bodega, 

los derrumbes, la fe ciega, 

el vecino que te espiaba 

—a ver quién te visitaba, 

las novelas que leías, 

la ropa que te ponías…—

y luego te delataba? 

***

Esta décima es parte de la serie “Cuba y lo inexplicable”. Las espinelas en cuestión pueden ser leídas independientemente o en conjunto. Si juntas, recomiendo recitarlas —sí, en alta voz, como en los matutinos escolares— en el orden en que fueron concebidas y publicadas en este blog: I, II, III, IV, V, VI, VII.

Acerca de Alexis Romay

Pienso, luego escribo.
Esta entrada fue publicada en Cuba, Represión, Una décima (a)parte y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Cuba y lo inexplicable (IV)

  1. Pingback: #Cuba y lo inexplicable (I) | Belascoaín y Neptuno

  2. Pingback: #Cuba y lo inexplicable (II) | Belascoaín y Neptuno

  3. Pingback: Cuba y lo inexplicable (III) | Belascoaín y Neptuno

  4. Pingback: Cuba y lo inexplicable (VII) | Belascoaín y Neptuno

Comenta, que es gratis

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s