Cuba y lo inexplicable (VII)

En una lectura de poesía, en La Habana, circa 1997.

¿Y cómo le explico a mi hijo

que su padre vivió el hambre,

que en medio de aquel enjambre

y el terror que nos maldijo,

tenía un anhelo fijo,

un deseo clandestino

que mi vida y mi destino

no estuvieran conectados

ni al castrismo y sus dictados

ni a la lengua del vecino?

***

Esta décima es parte de la serie “Cuba y lo inexplicable”. Las espinelas en cuestión pueden ser leídas independientemente o en conjunto. Si juntas, recomiendo recitarlas —sí, en alta voz, como en los matutinos escolares— en el orden en que fueron concebidas y publicadas en este blog: I, II, III, IV, V, VI, VII.

Acerca de Alexis Romay

Pienso, luego escribo.
Esta entrada fue publicada en Artes visuales, Censura, Cuba, Insilio, Represión, Una décima (a)parte y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

8 respuestas a Cuba y lo inexplicable (VII)

  1. Dainerys Machado dijo:

    Eres otro en esa foto, y eres Cuba en 1997.

    Me gusta

  2. Pingback: #Cuba y lo inexplicable (I) | Belascoaín y Neptuno

  3. Pingback: #Cuba y lo inexplicable (II) | Belascoaín y Neptuno

  4. Pingback: Cuba y lo inexplicable (III) | Belascoaín y Neptuno

  5. Pingback: Cuba y lo inexplicable (IV) | Belascoaín y Neptuno

  6. Pingback: Conversación cubana en el éter | Belascoaín y Neptuno

  7. Pingback: Invitación sabatina | Belascoaín y Neptuno

  8. Pingback: El palacio de la memoria (I) | Belascoaín y Neptuno

Comenta, que es gratis

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s