El amor en los tiempos de la dictadura

El dictador cubano y su esposa, en su hábitat

Díaz Canel y Lis Cuesta 

posan cual rana y su sapo

la bandera es sólo un trapo

con el que adornan su fiesta—,

después de dormir la siesta,

como tórtolos en flor,

en el día del amor 

—¡del amor y la amistad!—

para ocultar la verdad: 

Miguel es un dictador. 

Acerca de Alexis Romay

Pienso, luego escribo.
Esta entrada fue publicada en Cuba, Represión, Una décima (a)parte y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Comenta, que es gratis

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s