La vida irreal: tribulaciones de Barnet en la Gran Manzana

Tengo varios amigos que no pudieron asistir, pese a su interés, a la presentación de Miguel Barnet en el Bildner Center del Graduate Center of City University of New York. A mí ya me habían confirmado mi espacio, pero, a finales de la semana pasada, los organizadores les informaron a varios interesados que el evento estaba a cupo total. Muchos se privaron de venir ante la negativa. A Geandy Pavón —que se aventuró, a pesar de ella—, lo hicieron esperar a la entrada del salón de conferencias unos minutos. Yo, entretanto, le guardaba una de la docena de sillas vacías que engalanaban el recinto. Poco después de iniciada la charla, le permitieron cruzar el umbral. Hablaba Mauricio Font, director del Bildner Center, haciendo las veces de presentador ante la ausencia de José Manuel Prieto.

Luego de las palabras de rigor del anfitrión, Barnet tomó el podio y, con éste, la primera decisión de la noche: anunció que aunque había escrito un texto para la ocasión, prefería no aburrir a la audiencia con el mismo. Acto seguido, optó por aburrirnos “en vivo” y se puso a improvisar.

El síndrome de este-micrófono-es-mío les ha hecho mucho daño a los intelectuales orgánicos del régimen. No tienen idea de cuándo parar. Barnet habló durante una hora y quince minutos, quizá un poco más. ¿De qué? Con esfuerzo, recuerdo que hizo una cronología de sus libros, trató de involucrar a cuanto rostro reconoció en el público —«¡Muchacho, qué tú haces aquí?»; «por allí veo a la cantante Cucú Diamantes»; «éste que me filma fue mi primer editor», etc.— y divagó a montones sobre Fernando Ortiz, Lydia Cabrera, La vida real —el libro que había congregado a la audiencia—, y enfatizó hasta la saciedad su papel como Etnólogo Heredero (de Ortiz) y Antropólogo en Jefe.

Y por fin llegó el momento en el que, supuestamente, se abriría el foro a la curiosidad del público. Y Font tomó el micrófono una vez más y monopolizó el intercambio, haciendo “preguntas cómodas” que Barnet respondía cómodamente. Esto fue otra media hora en la que el presidente de la UNEAC intentó congraciarse con el respetable, haciendo chistecitos banales y declarándose negro, a pesar de sus «cuatro abuelos catalanes».

Ya era obvio que el moderador hacía todo lo posible por controlar el flujo y el contenido de lo que se le preguntaría a su invitado. Su labor era pavimentar el camino. Y la cumplió bien. Mientras pudo. Cuando quedaban unos escasos veinte minutos, las manos empezaron a levantarse. Y no le quedó más remedio. El dique se había roto.

La primera pregunta fue de corte académico. A partir de ahí se sucedieron otras más cercanas a la arena política. Todo esto, vale aclarar, transcurrió sin gritos ni insultos. Sin embargo, el maestro de ceremonias —el mismo que en una carta de respuesta a la que habíamos enviado protestando por la presencia de Barnet se escudó en la libertad de expresión para justificar su visita—, repitió a todos los que levantaron la mano que evitaran hablar de política, que estábamos allí para hablar de literatura y de cultura, ignorando a sabiendas que quien se sentaba a su lado dicta política cultural en la isla.

Hay video. Quien lo filmó me dijo que lo publicará mañana mismo. Por tanto, no voy a transcribir las preguntas ni los balbuceos de respuesta (no tan) rápida con los que Barnet intentó salirnos al paso. Pero quiero destacar dos momentos: cuando le tocó el turno a Geandy Pavón —que hizo una pregunta tan brillante como los haces de luz que conforman el rostro de Orlando Zapata Tamayo en su performance “Némesis”—, dado el cariz político del tema, Font le dio la oportunidad a Barnet de no contestar, oferta que no hizo cuando la naturaleza de las preguntas no era diametralmente opuesta al régimen. El visitante, ni corto ni perezoso, se acogió a la Quinta Enmienda.

Acto seguido, aunque ya casi caía el telón, por fin, me colé por el hueco de la aguja. Tampoco transcribo lo que dije (ya se verá en el video). Pero sí señalo un elemento llamativo: me sorprendió la inmadurez política y la absoluta falta de práctica del intelectual orgánico —tomo a Barnet como referente— en el campo del debate. Acostumbrado como está a preguntas fáciles, cuando escucha algo que se sale del guión, se encoleriza, opta por el histrionismo —«mi conciencia está tranquila, yo no tomo meprobamato»—, da el puñetazo en la mesa y termina gritando una consigna. Esto, repito, es Miguel Barnet, un señor que, supuestamente, ha de tener el don de la palabra.

El escriba oficial hizo su papel ante el representante de la Misión de Cuba ante la ONU, que, si no me equivoco, estaba en mi misma fila, a unas sillas de distancia. Y salió del local con las orejas rojas. Lo vimos de nuevo —y esto es puramente casual— en los bajos del edificio, mientras sus acompañantes —que hay gente para todo— intentaban parar un taxi. Nadie dijo nada. Ya todo estaba dicho.

¿El saldo de la noche? Tal vez el folclórico visitante aprendió que donde se cultiva la libertad de expresión —incluso si se trata de “territorio enemigo”— pueden haber representantes de ideologías opuestas bajo un mismo techo sin que esto degenere en los actos de repudio que él tanto apoya en la isla. Y a lo mejor hasta se enteró de que la vida real no es como él se la imagina.

Acerca de Alexis Romay

Pienso, luego escribo.
Esta entrada fue publicada en Cuba, Exilio, Libros, Represión y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

42 respuestas a La vida irreal: tribulaciones de Barnet en la Gran Manzana

  1. Geandy Pavón dijo:

    Así sucedió, gracias Alexis, una genial crónica de lo ocurrido.
    Un abrazo.
    G

  2. Ivan Acosta dijo:

    Alexis, todo lo que no se dijo, es lo máximo que se haya dicho. Esta noche, luego del gran bufet, el no se atreverá a mirarse en el espejo.

    Tu analisis/exposición está estupendo.

  3. Mirringa dijo:

    El unico Barnett que vale la pena fue aquel negrito “forward” basketbolista de los Knickerbockers en la decada de los 60. Yo no conozco a este pretendiente, ni quiero perder mi tiempo por conocerle. Ademas, seguro no sabe la diferencia entre un “pick-and-roll” y el “rock and roll”.

  4. Pingback: Crónica de lo ocurrido hoy en presentación del libro de Miguel Barnet | Emilio Ichikawa

  5. Una excelente reportaje crónico, más que cronicado, el que has hecho, mi estimado Alexis, del fantoche que siempre ha sido Miguel Barniz, como lo calificara felizmente Reynaldo Arenas, con sus “magníficas mofetas”, quien siempre ha sido un difunto aventajado, un ciego, que se hace pasar por tuerto, en el país del Ojo sin Dios. Ya lo conozco bien, por tantas ocasiones en las que ¿compartimos? desde que me alisté como poeta en la Brigada Hermanos Saíz, de escritores jóvenes, en 1977, pero sobre todo, al momento de Miguel fungir (¿fingir?), como miembro de la Comisión de Ética, el 17 de septiembre de 1988, ante el Ejecutivo de la Sección de Literatura, dentro de la sede habanera de la UNEAC, cuando descubrí los plagios de Alga Marina Elizagaray, y para poder publicar mi investigación, el entonces Presidente, Abel Prieto, exigió que debía ser dilucidado todo, a través de esta Comisión, la cual dictaminaría, si los 36 autores y 44 libros que yo presentaba, como pruebas del pasmoso latrocinio, eran demostrablemente ciertos. Y claro, como aquel suceso quedará para siempre, en los anales de la historia literaria cubana, el gran Miguelito Barnet, luego de examinar las pruebas irrefutables, en especial, las que relacionaban la obra de Lydia Cabrera, con los primeros ocultamientos de la fuente, por parte de Alga Marina Elizagaray, sólo atinó a decir: “¡Uy, si se entera de esto Lydia Cabrera, en Miami!”. No olvidar que corría el año 1988, y la ilustre etnóloga cubana aún vivía, pero en la otra orilla, amén de sus familiares, que podían demandar a Cuba, por al menos tres libros, publicaciones de Alga Marina, tanto en Cuba, como en varios países de Latinoamérica y Europa, con leyendas afrocubanas de Lydia Cabrera y Ramón Güirao, editadas casi íntegramente, y en donde no aparecen sus nombres, sino tan sólo el subtítulo de “Recreaciones del folklore para niños”, cuando en verdad pertenecen a la originalidad de estos dos autores. Gracias a las argucias y tribulaciones de no sé cuántos personajes siniestros de ese mundillo funcionaril y nefasto de la subcultura cubana, “de cuyos nombres no quiero acordarme”, pero te aseguro, que liderados por esa frase barnetiana, anteriormente expuesta, mi ensayo sobre el tema no se publicó en Cuba, aunque la “Alga Maligna” fue expulsada de la UNEAC, en junio de 1989, sin embargo, la carrera de Miguel se catapultó meteóricamente, quizá por “favorcillos” como ésos, en que “libraba” a la cultura truhana de esos “entuertos” literarios, y de algunos escándalos con milloncitos (no precisamente de ejemplares), que es lo que realmente importaban, sobre todo, porque no irían de aquí para allá, sino al contrario. Agradezco tanto relatos como los tuyos, amigo Alexis, pues en algún cercano momento se escribirán acerca de estas miguelizaciones de un barnetín en Cuba, tal y como Neruda hizo de las suyas con “cuídense de sargentos y retamares”, con otra de las figuras siniestras de la sepultura nacional cubana contemporánea. Decirte que me llevo este material, para promoverlo en mi blog, y que me gustaría mucho me enviaras a mi correo los videos de los que hablas, para publicarlos igualmente, con tu consentimiento, por supuesto. Saludos y abrazos, Josán Caballero.

  6. Wichy dijo:

    Alexis, fue un brillante trabajo de corresponsal rapilisto. Los ojos y orejas de quienes no andamos cerca de allá. Ya me río del gendarme freudiano, y eso que todavía no he visto el vídeo.

  7. Isabella dijo:

    Alexis, mil gracias por la crónica, por haber estado allí y haber sido “nuestros ojos”. Espero el video con ansias. Bueno saber que a pesar de que al escribano del régimen le tocaron varias de cal, también tuvo otras de arena 😉

  8. Pingback: Tweets that mention La vida irreal: tribulaciones de Barnet en la Gran Manzana | Belascoaín y Neptuno -- Topsy.com

  9. Roberto dijo:

    Asi que Prieto escapo….!?

  10. Me quedé en ascuas, pero te agradezco el preámbulo. Muy bien Ale, muy bien. Besos

  11. Pingback: Un nuevo Don sin su palabra « Josancaballero's Blog

  12. Pingback: Miguel Barniz en el Gran Palacio de la Discordia « Exilio Unido Ya

  13. Amigo Alexis, aquí te dejo el post que hice, insertando el tuyo y mi comentario en tu blog, mejor estructurado, con fotos. Saludos y abrazos, Josán Caballero.
    http://josancaballero.wordpress.com/2011/02/09/un-nuevo-don-sin-su-palabra/
    http://exiliounidoya.wordpress.com/2011/02/09/miguel-barniz-en-el-gran-palacio-de-la-discordia/

  14. Maria Werlau dijo:

    Brillante. Una joya tu informe. Mil gracias por estar allí y por esto.

  15. rafael de montclair dijo:

    efectivamente una noche tristemente cubana de la cuba de hoy, si nos incluimos a los de afuera aunque yo ya soy mas americano que otra cosa…

    La pregunta original de Alexis sobre la contradicción en este personaje por un lado buen escritor y por el otro censor de escritores debe haberle recordado la libetad y oportunidad que disfrutó antes de la revolución. Yo admiro a Mauricio que despues de todo permitió un abanico de preguntas y al mismo tiempo hacía su papel académico/diplomático invitando a los comunistas a nuestra mesa de conferencia…ellos que de diplomáticos dejan que desear. Sino tenemos diálogo nos esperan otros 50 años de aislamiento. Por útimo yo le aceptaría la invitación a Barnet de dialogar y decirnos todas las cosas que queramos en nuestra cara propia, podía ser con cámaras y todo (Yvan! 😉 y olvídate de esa obsesión con el “respeto” pues ese debe venir solito con la libetad de expresión!

  16. Laura dijo:

    Muy buena cronica, me mantuviste en suspenso hasta el final. Ahora espero el video con ansias. Ya quiero ver a Geandy, a Font y a Barnet 🙂
    Ahora dos preguntas:
    1. Porque al ultimo ya no fue Jose Manuel, que le pasó, como justifico su ausencia.
    2. Porque Josan Caballero escribe comentarios mas largos que los mismos post y ademas aprovecha para promover siempre sus blogs?

    No dejes de decirnos lo del videito, que yo quiero ver a Font!!! Espero de verdad que lo de la carta sirva de presion para que otros policias de la cultura se la piensen dos veces antes de venir a dar sus conferencias.

  17. Mari Restoy dijo:

    Te quedo excelente Alexis. Anoche no cese de pensar de lo oportunista y condescendiente en la actitud de este personaje. Fernando Ortiz estaria revolviendose en su tumba si supiera de la osadia de este senor al auto-elegirse el heredero de su patrimonio cultural. Y todavia resuena en mi mente su urgente insistencia de que esta opuesto a la pena de muerte. Por favor, que falta de verguenza!!!

    El 17 hay otra presentacion llamada “Race and Art in Cuba”. Seria bueno que mas intentemos asistir.

  18. BUEN TRABAJO….APLAUSOS DEL EXILIO DE MIAMI…

  19. bustrofedon dijo:

    Laura: Al principio, muy de pasada, Font mencionó que Prieto estaba en medio del tráfico y venía tarde. Jamás llegó. Su silla de panelista, con un cartel con su nombre, estuvo vacía toda la noche. Nadie quitó el cartel.

    A todos: hola y gracias por los comentarios. Tan pronto el video esté listo, subiré el enlace. Esto, lamentablemente, no depende de mí. Pero espero que no tarde mucho en salir a la luz.

  20. César Reynel Aguilera dijo:

    Bro, muy buena tu crónica del cinismo crónico de esos canallas. Es bueno que coman libertad, aunque sea al precio de extrañar chihuahuas e insultar cubanos. Abrazo.

  21. Laura dijo:

    Gracias, Alexis. Las razones de la ausencia de Prieto son muy bobas, sobre todo si la conferencia es en NY

  22. Danilo dijo:

    Escuche a Geandy Pavón hoy en WQBA 1140. Estaría bueno ponerla acá.

  23. Sígale dando mi hermano. Cada uno poniendo su granito de honestidad. Mándame el video cuando se vea para vernos dándole duro al Barniz. Ache pa Ud.

  24. Ernesto dijo:

    Genial crónica de esa noche. Yo tambien espero el video……..
    Comentario aparte, ¡cómo cansa ese Josán con la ladilla de que descubrió un plagio a la tal Alga Marina hace ya 20 años! Eso fue cuando yo estaba en Cuba (me fui en el 90) y él sigue con la misma obsesión. Coño, que deje en paz a la salá mujer, que segun me han dicho, ya se arrepintió de todo y vive una vida espiritual y dedicada a la meditación y a la astrología. ¡Y que nos deje en paz a los lectores con esa cantaleta! ¡¡Qué manera de estancarse en lo mismo, joder!!

  25. Estimada Laura, disculpa lo del comentario largo, pero es que siempre me pasa, cuando voy a comentar, es como si estuviera escribiendo un post. Discúlpame, así somos los escritores, que no medimos las cuartillas ni las palabaras. Saludos, Josán.

  26. Con permiso de Alexis. Ernesto, no es joder, simplemente si a ti te hubiera ocurrido lo que a mí, te aseguro que estarías por ahí vociferándolo igualmente, y a lo mejor más que yo, cuando te enteras que la viejita, no examina, ni escribe horóscopos, como dices, sino que sigue publicando los mismos libros y archiensayos, pero ahora con el índice de citas, promovida por los mismos que la expulsaron, en su momento, porque, claro, el staff de amigos por el mundo, que pueden servirle de enlace a los nuevos funcionarios cubanos, es suficiente para sacarla de nuevo a flote. No te parece semejante desfachatez? No hace veinte años, hacer ayer, porque a Miguel Barniz y compañía, lo único que les interesa es la claque de personajes que los lleven a la cima del mundo, como ahora hizo en Nueva York. Y discúlpame, si lo ves como lo has dicho. Revisa para que veas, que ya en el 2008 publicó un libro, que incluye textos de los mismos temas, pero con comillas. El latrocinio no prescribe, Ernesto, y eso forma parte de la libertad de expresión de cada cual, que jamás me inmiscuyo en lo que digas tú, o cualesquiera de los comentaristas.

  27. Pingback: La vida irreal: tribulaciones de Barnet en la Gran Manzana. Por Alexis Romay. « Zoé Valdés

  28. bustrofedon dijo:

    Danilo: He pedido el clip de audio a Geandy, quien, a su vez, lo ha pedido a WQBA. Tan pronto como lo tengamos a mano lo publicaré. Esto, al igual que el prometido video, no depende de mí. Pero haré lo que pueda.

    Saludos,
    A

    Arístides: un placer verte la otra noche. Muy buena tu pregunta al títere, como era de esperar. Seguimos en contacto.

    Va un abrazo,
    A

  29. Pingback: FARANDUDANDO | Cuba Nuestra: Cultura

  30. Pingback: Polémica barnetiana | Penúltimos Días

  31. Me intriga lo de la consigna…. ¿Patria o muerte, meprobamato?
    Un abrazo y gracias por la crónica.
    Aquí esperando, ansiosa, el video.

  32. Pingback: El Hombre Nuevo en el Exilio Horizontal | Belascoaín y Neptuno

  33. Miguel Correa dijo:

    Alexis:
    Te felicito de todo corazon por ese esplendido trabajo con que nos has hechizado: la democracia (la libertad) esta por encima de toda vision dogmatica de la realidad. Por eso es que esta puede aceptar a sus enemigos en su seno. Me ha fascinado tu trabajo porque con pausada ecuanimidad nos dices que los cubanos no somos los trogloditas con que la prensa reaccionaria pretende relacionarnos sino que respetamos la opinion y el derecho ajenos; y que a pesar del dolor y las viscisitudes padecidas en el exilio, no hemos perdido la razon ni la mesura. Brillante exposicion.

    Un abrazo,

    tu,

    MCM

  34. Danilo dijo:

    Gracias bustrofedon, garrincha nos dio un adelanto (ARMANDO LÓPEZ OPINA: MIGUEL BARNET EN APUROS )
    Y en la esquina flojaaa… ¡Kid Barniz!
    http://garrix.blogspot.com/2011/02/y-en-la-esquina-flojaaa-kid-barniz.html

  35. Gracias a usted Alexis por informarnos lo sucedido allí.
    Suerte, éxitos. Gioconda.

  36. Frida M dijo:

    Alexis Romay le agradezco y felicito. Idem al Sr. Pavón.

  37. Manuel dijo:

    Alexis y Giandi, estuvieron muy bien ante este representante de la dictadura y los que le rieron el chiste de tener dos hermanas en New Brunswick NJ, que no es cuestión de gracia, sino de 52 años de dictadura.
    Los felicito. Manuel.

  38. En un noticiero de Univisión, hace unos días, dieron a conocer un fragmento del Encuentro del Fifosaurio en Jefe, con intelectuales nacionales y extranjeros, casi todos cómplices del régimen, en el marco de la XX Feria Internacional del Libro de La Habana, y en donde se ve a Miguelito, mostrándose como el verdadero Barniz que es, comentando, para darse postín, d que había estado en Nueva York, y él fue quien le mencionó el dato del nombre de Marcos Rubio, mientras el Coma Andante usó una jarana de que “debían darle el poder a uno de esos cubanos senadores, para que se hundiera de una vez el imperio”. Todos le rieron la “gracia” al Fifosaurio, como siempre. Esa es la verdadera Más-cara de los funcionarios culturales cubanos, como Miguelito Barniz. Gracias nuevamente a Alexis y Geandy, quienes contribuyeron a desenmascarar al doble moralista y entreguista de Miguel Barnet, para que ahora sí alguien pueda escribir la Biografía de un…Maricón (y no tiene nada que ver con la orientación sexual de cualquier persona, sino con la actitud despectiva y pellorativa, que a veces usamos los cubanos, con este término, sin tomar en cuenta los alcances del mismo, para nombrar a los miedosos y traidores de alma) Disculpen la frase, y si hay que censurarla, háganlo, por favor. Saludos, Josán Caballero.

  39. Pingback: No pasarán: intercambio cultural trunco | Belascoaín y Neptuno

  40. Pingback: Castro-style “Cultural Exchanges”: The shunting of Geandy Pavon | Babalú Blog

  41. Pingback: Miguel Barnet en Manhattan: Yo no tomo meprobamato | Belascoaín y Neptuno

Comenta, que es gratis

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s