Miguel Barnet en Manhattan: Yo no tomo meprobamato

Screen Shot 2015-12-27 at 11.29.12 PMAnte una veintena de emigrantes económicos cubanos, se presentó en Manhattan, en la noche de ayer, el más reciente libro de memorias de Miguel Barnet. Yo no tomo meprobamato, publicado por Ediciones Unión, incluye un extenso y detallado prólogo de Nancy Morejón y un elogio en contraportada de la cubanóloga Tibisay Lucena. El libro consta de una vistosa portada con una foto que Alex Castro le tomara al autor frente a su botiquín habanero y recoge, en sus poco más de cuatrocientas páginas, las reflexiones del autor de Biografía de un cimarrón sobre su relación con la cosa política.

En la breve charla neoyorquina, Barnet habló sobre los motivos que le llevaron a incurrir en este género “a pesar de que todavía me siento como un jovencito”. “Hace unos años”, dijo, “durante mi presentación en el Bildner Center de la universidad pública de Nueva York, un miembro de la audiencia me preguntó cómo coexistían en mí el escritor con la persona que se dedicaba a apoyar sentencias de muerte dictadas por el ‘régimen cubano’. El susodicho se refería al ‘Mensaje desde La Habana para amigos que están lejos’, aquella carta que Amaury Pérez Vidal, yo y un grupo de intelectuales cubanos firmamos con gran entusiasmo en 2003, a raíz del arresto y fusilamiento de aquellos muchachos que quisieron llevarse una lancha para venir a este país. Le aclaré que mi apoyo era a la revolución, no a las penas de muerte. Y dije que mi conciencia estaba muy tranquila, que no tenía necesidad de tomar meprobamato. Al que preguntó no le hizo gracia, pero los que estaban en primera fila se rieron (también soltó una sonora carcajada un señor al fondo, de traje y con bigote). La verdad es que me gustó tanto mi respuesta —tan histriónica, toda una boutade—, que se me metió entre pecho y espalda que en alguna ocasión tendría que retomarla para hablar de mi apoyo incondicional a los líderes de la revolución cubana. Porque lo cierto es que mi respuesta va más allá de aquel incidente. Por ejemplo, si mañana me preguntan por la llamada ‘sistemática represión’ contra las Damas de Blanco: lo mismo. Si me preguntan por esos cubanos que andan dando tumbos por Centroamérica: lo mismo. Esos señores no son representativos de la cultura de la cual yo estoy hablando. Para citar una expresión muy de moda entre la juventud (que todo lo sabe): ese no es mi maletín. Entonces, mi libro (y de ahí su título) es una manera de invitar a los amigos de Cuba a mantener la calma, que, como dijera Julio Iglesias, la vida sigue igual”.

Yo no tomo meprobamato ya ha sido incluido en el programa de estudios de varias universidades estadounidenses. El libro será presentado por el autor, el próximo 28 de enero, en la Casa Natal de José Martí, con motivo del aniversario del natalicio del apóstol.

***

Actualización de las 10:50 PM

Estimados lectores de Belascoaín y Neptuno: ¡feliz Día de los inocentes!

Acerca de Alexis Romay

Pienso, luego escribo.
Esta entrada fue publicada en Cuba, Exilio, Insilio, Libros, Teatro y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a Miguel Barnet en Manhattan: Yo no tomo meprobamato

  1. Alejandro Anreus dijo:

    El colmo del cinismo de este personaje. Este tipo tiene un doctorado en hijeputancia otorgado por la UNEAC. Al personaje lo maltrataron por “loca” cuando era parte del grupo El Puente, despues con el caso Padilla tambien le dieron duro, y claro, despues comenzaron a dejarlo salir para que hiciera sus defensas al regimen a quien el debe todo. Recuerdo que en esa misma conferencia del Bildner el le tiro con todos los rayos al difunto Jesus Diaz, acusandolo de homofobico, e inmediatamente dijo que bajo el liderazgo de Mariela Castro a los gays y lesbianas en Cuba ahora los trataban bien y no los perseguian. Es decir, que como ahora a el lo tratan bien y le regalan la presidencia de la UNEAC, el hecho que al pueblo lo opriman, fusilen, etc., no tiene nada que ver con el. Creo que Heidegger y Gottfried Benn dijeron lo mismo de los Nazis.

  2. Maria C Ingelmo dijo:

    Increible el cinismo de este personaje. Despues de leer esto me tuve que tomar un meprobamato.

  3. dovalpage dijo:

    Tener la conciencia tranquila es señal de mala memoria…o de hijadeputancia, como dice Alejandro. ¡Uf!
    ¡Feliz 2016!

  4. Pingback: Del meprobamato y otros demonios | Belascoaín y Neptuno

  5. Pingback: El cangrejo impertinente y el castrismo como telón fondo | Belascoaín y Neptuno

Comenta, que es gratis

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s