Paisaje de una ciudad de posguerra (sin guerra)

Foto: 14ymedio

Proliferan los mendigos 

en las calles de La Habana.

Esa miseria cubana 

de la que somos testigos 

nos ha secado, como higos, 

entristece, parte el alma.

Nos roba el sueño y la calma.

Nos llena de descontento 

ver el constante tormento 

de dónde crece la palma.

Acerca de Alexis Romay

Pienso, luego escribo.
Esta entrada fue publicada en Cuba, Insilio, Una décima (a)parte y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Comenta, que es gratis

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s