El palacio de la memoria (II)

Foto: Francesca Sammartino

En esa esquina distante

que a menudo recorría

y el salitre corroía

con apetito constante,

mi memoria delirante

se detiene a cada rato

para aguzarme el olfato

y oír el rumor del mar

e invitarme a recordar

que allí me abroché el zapato.

Acerca de Alexis Romay

Pienso, luego escribo, luego traduzco, luego existo.
Esta entrada fue publicada en Ciclo de décimas, Cuba, Insilio, Una décima (a)parte y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a El palacio de la memoria (II)

  1. Mariano V dijo:

    Buenísimo como siempre. Lo del zapato fue una agradable sorpresa.

    Me gusta

  2. Vicky Romay dijo:

    Buena memoria, hermoso poema.

    Me gusta

  3. Pingback: A propósito de la nueva estrategia contra COVID-19 | Belascoaín y Neptuno

Comenta, que es gratis

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s