Del culto a la personalidad

“Centro Fidel Castro Ruz”

—el represor de las artes—, 

con rejas por todas partes

derroche de agua y de luz,

donde curiel y avestruz

no hacen acto de presencia, 

y destaca por su ausencia

la crítica al mencionado

que instauró el terror de estado,  

y promulgó la indolencia.

Acerca de Alexis Romay

Pienso, luego escribo.
Esta entrada fue publicada en Cuba, El Innombrable, La muerte de Narciso, Una décima (a)parte y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Comenta, que es gratis

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s