Dolores M. Koch, in memoriam

Me acaba de llegar una muy triste noticia. Ha muerto Dolores M. Koch, una bellísima persona a quien tuvo el lujo de conocer. Que en paz descanses, querida Lolita.

Dolores M. Koch

Reproduzco su obituario e invito a los lectores y amigos a participar en su memorial:

Dolores Mercedes Koch, PhD, conocida como Lolita entre familia y amigos, murió en su casa el 11 de junio de 2009. Lolita fue académica independiente, traductora, analista literaria y profesora. Lolita se mantuvo activa desde los veinte años hasta el final. Publicó estudios sobre literatura latinoamericana, y desde 1981 fue la primera en nombrar y analizar el microrrelato, un nuevo género literario. Su última obra en 2009 fue como editora de la Revista Hostosiana #6 (Hostos Review, CUNY) dedicada enteramente al microrrelato. Entre sus traducciones, las obras más significativas para Lolita fueron los de su amigo Reinaldo Arenas, el escritor cubano, especialmente sus memorias, Antes que anochezca. Su última traducción al inglés, de El Castillo de las Estrellas (The Book of God and Physics) por Enrique Joven, se publicó también en 2009, con crítica favorable. Profesora, maestra y mentora de talento, Lolita formó lazos de toda la vida con estudiantes, colegas y escritores. Su carrera académica fue notable también porque Lolita volvió a los estudios después de que sus hijos habían  terminado su educación, y empezó a publicar antes de recibir su doctorado en 1986 a los 57 años.

Dolores Mercedes Gonzalez nació en La Habana, Cuba, en 1928, y contrajo nupcias con su compañero de clases Gerardo R. Koch en 1949. Celebraron 60 años de matrimonio el 4 de junio. Emigró con su familia a la ciudad de Nueva York en 1961. Su hija Gloria Koch vive en San Francisco y dirige el Golden Gate Park. Su hijo Jerry Koch-Gonzalez vive en Amherst, Massachusetts, y es consultante sobre la comunicación no violenta. Su nieta mayor, Julia Koch termino su primer año de preparación para doctorado en psicología. Lolita será extrañada por su esposo Gerardo, su familia, sus fieles amigos, colaboradores y colegas. Vamos a recordar su penetrante y ágil mente, su bondad, sus flores miramelindas, su sonrisa, y sus “momentos mágicos”.

Acerca de Alexis Romay

Pienso, luego escribo.
Esta entrada fue publicada en Cuba, Exilio, Libros y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a Dolores M. Koch, in memoriam

  1. Es una noticia muy triste, Bustro. Mis condolencias a la familia Koch. Tuve tambien el placer de conocerla en CUNY y estoy segura de que, como bien dices, será extrañada por todos los que la rodearon. Pero deja una obra impresionante, que impedirá que caiga en el olvido.

  2. Niurki y Ley dijo:

    Que descanse en Paz.
    Niurki

  3. Barbarito dijo:

    Que en Paz descanse.

  4. alina brouwer dijo:

    No he conodico a la senora Koch, pero he tenido referencias sobre su obra monumental.
    Descansa en Paz Dona Dolores.
    A.B.

  5. Marie dijo:

    Que triste noticia, conoci su obra hace poco, de casualidad…. Y sus trabajos y notas me ayudaron en muchas tesis. Que lastima esta noticia.

  6. Pingback: Arca Ficticia

Comenta, que es gratis

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s