Con la misma gracia (IV)

El embargo como excusa

de los males del cubano

que vive en Cuba, que en vano

quiere comprarse un pitusa,

un pan con pasta, una trusa 

—¡con la moneda cambiada!—

o un vaso de limonada

—que a decir de Quasimodo:

eso es la base de todo

es una excusa gastada.

***

[Ilustración: Omar Santana].

Acerca de Alexis Romay

Pienso, luego escribo.
Esta entrada fue publicada en Ciclo de décimas, Cuba, Embargo, Insilio, Represión, Una décima (a)parte y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Comenta, que es gratis

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s