Oda urgente al pan racionado (I)

El pan cubano de cada día (Escambray)

A la mala calidad
de ese pan de la bodega,
añádele tu fe ciega,
tu ilusión, tu necedad
y tu hambre de libertad.
Agrégale tu estupor,
tus sueños y «mucho amor»
a esa desabrida harina,
pues así lo dictamina
el Estado de terror.

***

Nota bene: Desde el 30 de noviembre de 2020, he publicado a diario en Belascoaín y Neptuno. Te invito a leer la entrada de este día hace exactamente un año. Si sientes que me repito, recuerda que más se repite la realidad cubana.

Acerca de Alexis Romay

Pienso, luego escribo.
Esta entrada fue publicada en Ciclo de décimas, Cuba, Insilio, Prensa, Una décima (a)parte y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Comenta, que es gratis

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s