Cuba y el descontento (VI)

Me aburrí de pasar hambre

de callarme por el miedo, 

de temerle a Puesto-a-dedo 

y sus bestias —ese enjambre—, 

de sentir este calambre 

que me paraliza el alma 

y simular que esta calma 

no proviene del terror 

del régimen represor 

de dónde crece la palma.

***

[Ilustración: Omar Santana].

Acerca de Alexis Romay

Pienso, luego escribo.
Esta entrada fue publicada en Ciclo de décimas, Cuba, Insilio, Represión, Una décima (a)parte y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Cuba y el descontento (VI)

  1. Pingback: Para recitar en los matutinos escolares en Cuba (I) | Belascoaín y Neptuno

Comenta, que es gratis

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s