Cuba y el descontento (V)

De nada nos sirve el llanto, 

de nada valió la espera 

ni creer en la quimera 

que hoy quiere apagar el canto 

imponiéndole su espanto 

a todo un pueblo indefenso.

No valen varas de incienso. 

No hay consuelo en la aspirina

ni en tal o más cual doctrina.

Cuba es un dolor intenso.

***

[Ilustración: Omar Santana].

Acerca de Alexis Romay

Pienso, luego escribo.
Esta entrada fue publicada en Ciclo de décimas, Cuba, Insilio, Represión, Una décima (a)parte y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Comenta, que es gratis

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s