Petición a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos

20130507-184209.jpg

Estimados Amnistía Internacional, Human Rights Watch, honorables miembros de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y honorables miembros de la Comisión Europea:

El 9 de abril del 2013 el opositor pacífico cubano Luis Enrique Lozada Izarga, miembro de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU) fue arrestado violenta y arbitrariamente tras un acto de repudio en contra de él y su familia perpetrado por una turba organizada por el régimen cubano. Lozada imparte una clase sobre desobediencia civil y resistencia pacífica en su casa cada martes. La clase está abierta a otros opositores y a cualquiera que quiera unirse. Los policías que le arrestaron allanaron violentamente su casa y le propinaron una paliza tan salvaje que, dos semanas más tarde, cuando sus padres fueron autorizados a visitarle, pudieron ver las marcas de los golpes en todo su cuerpo. El gobierno no ha presentado cargos en su contra, pero Lozada fue trasladado, sin que se le haya celebrado juicio, de una estación de policía a una de las tantas prisiones dantescas en Cuba. Luis Enrique se declaró en huelga de hambre al momento de su arresto y luego les comunicó a sus padres, cuando estos le visitaron el día 27 de abril, que también se declaraba en huelga de sed.

Siguiendo su ejemplo y como muestra de solidaridad y protesta en contra de su arresto arbitrario, más de 50 activistas de UNPACU se han declarado en huelga de hambre y sed. La salud de todos ellos comienza a mostrar signos de grave deterioro luego de mantener la huelga por más de dos semanas. Tememos que algunos puedan morir a consecuencia de los rigores impuestos por la misma. La salud del adolescente de 17 años Enrique Lozada, hijo de Luis Enrique y uno de los huelguistas podría empeorar de manera irremediable y dada su juventud y fragilidad, esto nos preocupa de manera particular. En un video recientemente publicado por UNPACU, el joven dijo que estaba dispuesto a llevar su protesta hasta las últimas consecuencias si su padre no es liberado. El día 30 de abril fue admitido de urgencia al hospital debido al serio deterioro de su salud junto a otro activista anciano y una dama de blanco.

No fomentamos las huelgas de hambre por parte de los defensores de los derechos humanos y opositores pacíficos en Cuba, pero les apoyamos en su esfuerzo para obligar al régimen a actuar de manera civilizada y acorde con todos los acuerdos y convenios internacionales y admiramos su coraje y su determinación.

Por todo esto les hacemos a ustedes y a muchos otros alrededor del mundo una petición urgente: les pedimos que se unan a nosotros exigiendo que el régimen cubano libere a Luis Enrique Lozada Izarga para que esta huelga de hambre y sed pueda terminar sin consecuencias fatales. Las vidas de muchos dependen de este esfuerzo.

Les agradecemos por adelantado por su atención y por unirse a esta iniciativa.

[Firme la carta aquí].

Acerca de Alexis Romay

Pienso, luego escribo.
Esta entrada fue publicada en Cuba, Exilio, Insilio, Represión y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Comenta, que es gratis

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s