Estampas habaneras (XXV)

De extraterrestres, apagones y croquetas de ave (para Daína Chaviano, con cariño y admiración)

En su página de Facebook, Daína Chaviano ha propiciado un diálogo interesantísimo sobre los extraterrestres, diálogo que me inspira la esquinita de hoy. Aunque nunca he tenido un encuentro verdaderamente cercano, sí pasé por una experiencia que ahora relato por primera vez. Ocurrió en la esquina de Carlos III y Espada, junto al hospital de Emergencias, en la azotea del edifico donde viví hasta el 96.

Era una noche de apagón programado y mi socia Mercedes y yo habíamos decidido que no la íbamos a pasar ahogándonos de calor metidas en casa. Antes de que se fuera la luz nos pertrechamos con una botella de agua, un par de panes con croqueta de ave… averigua tú de qué cosa eran y una cajita con tres fósforos. Apenas la oscuridad nos cayó encima sentí como si me hubiera trasladado a otra ciudad. Los desconchinflados edificios centrohabaneros, vistos en la penumbra, parecían salidos de un universo que no tenía nada que ver con el de las colas de cuatro horas, los camellos nauseabundos y las consignas apabullantes de aquel en que me había tocado nacer. Algún que otro quinqué fantasmeaba allá abajo, en las ventanas. Los televisores estaban mudos y los radios amordazados. Y el resultado de todo aquello era un sentimiento de paz completa, de elevación, de tranquilidad casi Zen.

Fue entonces que lo vimos. Era ovoide, mediría quizá cinco metros y se hallaba justo encima de la azotea. Es difícil asegurar cuán cerca, pero sí lo bastante como para que distinguiéramos sus contornos, iluminados levemente por una reverberación interior. No puedo recordar ningún sonido. Y de fijo lo habría escuchado porque la ciudad, cuando empezaba el apagón, se sumergía en un pozo mudo en el que hasta las toses sonaban como pistoletazos.

Al cabo de unos diez minutos el OVNI, o lo que fuese, se alejó envuelto en el mismo silencio en que había llegado. Mercy y yo, al recuperarnos del susto, soltamos las chancletas escaleras abajo, en medio de la oscuridad. Hasta nos olvidamos de la caja de fósforos y de las provisiones. Cuando subimos por ellas al día siguiente ya habían desaparecido, aunque las pongo en la cuenta de algún vecino descarao, no de los visitantes espaciales. Pero quién sabe. A lo mejor alguien por allá arriba está todavía examinando las croquetas y haciendo hipótesis sobre el sistema digestivo de los cubanos de finales del siglo XX.

Acerca de Alexis Romay

Pienso, luego escribo.
Esta entrada fue publicada en Estampas habaneras y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

18 respuestas a Estampas habaneras (XXV)

  1. Jorge Salcedo dijo:

    Tremendo! Lo de las croquetas. Te imaginas entrar a un supermercado en la yuma y encontrarte un paquete congelado con “Carne de Mamífero”? O “Empanadas de Reptil”? Yo creo que el OVNI que tú vistes era utilizado por los compañeros de gastronomía y servicio.

  2. Rosa dijo:

    Jeje, tremendo trabajo que pasarían los E.T. para identificar aquella bazofia. Y luego no había ni eso.

    Me encanta Daína Chaviano. Recuerdo haber leido algo unos deliciosos cuentos suyos en La Habana. Por aquí solo encontré el de La hembra, el hambre y el hombre, buenísimo!

  3. Anonymous dijo:

    Es todo un gusto leer tus historias. gracias por otra, excelente.
    Lila

  4. Anonymous dijo:

    Muy simpática esta estampa donde lo horrible cotidiano es salvado por la fantasía y el humor. Muy cubano. Pero estoy seguro que si el vecino descarao hubiera salido esa noche, habría dejado la croqueta y se hubiera escapado con los extrarrestres (aún a riesgo de que le analizaran el sistema digestivo).
    Gracias Teresa y saludos.
    El Beno

  5. un tordo dijo:

    qué bueno!, mira Tere, el cuento da para un remake de aquel añejo comic de vampiros: “Croquetas en la Habana”
    baci, Eleonora.

  6. Kerala dijo:

    Tere, ¿extraterrestres? ¡Apretaste! Bien decía mi abuela que mejor un vaso de agua con azúcar…Niña ¿por qué te acercaste a esa croqueta?
    Tienes respuesta en mi tendedera y siempre un abrazo

  7. Cristina dijo:

    Tremenda combinación de ovnis, croquetas y apagón. Como decía un amigo en la Isla: la vida siempre nos sobrepasa. (Y hasta nos sobrecoge.)Tere, eres un banquete.

  8. IváN dijo:

    Creo que es tan complejo lo que ustedes dejaron allí, que -sin quererlo- han aplazado unos años la Guerra de los Mundos. Todavía los extraterrestres están dando taller para saber de qué eran esas croquetas.

  9. Teresa Dovalpage dijo:

    ¡Hola! Muchísimas gracias por los comentarios. Salcedo, me desopillo de la risa pensando en las empanadas de reptil…quién sabe si no las comimos alguna vez, sin darnos cuenta.
    Rosie, Daína tiene otros libros súper, te recomiendo también La isla de los amores infinitos. ¡Gracias, Lila!
    Beno, tienes razón. Mi amiga y yo pensamos que, de no haber sido tan pendejas, mejor nos hubiéramos quedado allí a ver si nos raptaban.
    Eleonora, ¡vampiros en La Habana! Jajaja, ya casi me había olvidado de esa peli.
    Kerala, ahora voy pa tu tendedera, sin dudas, debimos habernos quedado junto a la croque..
    Cristina, gracias… banquete se habrá dado el extraterrestre, jajaja.
    Iván, y cuidado no se hayan indigestado lso pobres.
    ¡Gracias a todos!

  10. BARBARITO dijo:

    Es un gustazo leer estas “Estampitas habaneras” de La Te. (Las tengo impresas y ya las voy encuadernando… para mi baúl de los más gratos recuerdos).
    También yo tuve la oportunidad -de verdad- de ver un OVNI bien de cerca… pero sin croquetas.
    Volviendo a la tierra, es un placer leer TODO lo que escribe Teresa Dovalpage. Acabo de leer “¡Por culpa de Candela!” y estoy leyendo “Posesas de La Habana”… y desde YA ¡¡se los recomiendo a todo el mundo!! y hasta a los ‘visitantes’ del universo.
    Para mi, descubrir a Teresa si que ha sido una percepción extrasensorial. No me cansaré de decirlo en voz bien alta: Es una muy BUENA escritora y una EXCELENTE persona. 🙂

  11. cubanos dijo:

    Realmente siempre he pensado que los cubanos nacemos en otro planeta totalmente desconocido por miles de astrónomos y científicos un planeta con un aire distinto y una alimentación distinta donde las personas viven como animales y los animales no se saben ni como viven

  12. Daína Chaviano dijo:

    Querida Tere, gracias por este comentario y por tu dedicatoria. Me he reído muchísimo con el post. Es maravilloso que puedas acudir al humor para contrarrestar la zona oscura del alma. Y lo digo porque he leído tus comentarios en mi página de Facebook –que son la antípoda de esta deliciosa nota– y sé la profunda impresión que te está causando el primero de los libros que recomendé sobre el tema.

    Mantén ese equilibrio entre la luz y la sombra, y verás que, al final del proverbial túnel, el universo termina por recuperar su centro… Aunque te advierto que, en este caso, el túnel es largo y lleno de esos resquicios misteriosos de los que se nutre nuestro subconsciente. Lo comprobarás si te lees esos tres libros.

  13. Anonymous dijo:

    Tere.
    El que te escribe es David (amigo de Julian, Mercy, y que vivia en albuquerque cuando te mudaste para alla, ahora vivo en miami beach)
    me gusto mucho lo que escribiste sobre los extraterrestres, una noche de apagon habanero, etc. Las noches de apagones habaneros son una extraordinaria ventana para otras realidades, para lo inexplicable, para aquellos misterios que aun la mente racional no se empeña en averiguar, en investigar.
    saludos y siempre tengo buenos recuerdos de ti desde que te conoci en los encuentros con mercy y julian, y tambien en aquel magico reencuentro en un restaurante cubano reinventado en las sandias de albuquerque

  14. Norberto Clemente dijo:

    Oye, si los extraterrestres se comieron las croquetas creo que con eso basto para que no se les ocurriera de nuevo regresar por los contornos habaneros, me imagino el proceso digestivo cuan complicado debio ser y ni hablar de los resultados fisiologicos JAjajajj

  15. Norberto Clemente dijo:

    Oye, si los extraterrestres se comieron las croquetas creo que con eso basto para que no se les ocurriera de nuevo regresar por los contornos habaneros, me imagino el proceso digestivo cuan complicado debio ser y ni hablar de los resultados fisiologicos JAjajajj

  16. BARBARITO dijo:

    Es un renovado placer diario asomarse al blog de un escritor. Gracias Alexis Romay por cedernos este espacio de ‘di-versiones’ donde podernos comunicar.
    Saludo a Daína Chaviano, de ella tengo leídos sus: “El hombre, la hembra y el hambre”, “Casa de juegos”, “Gata encerrada” y “La isla de los amores infinitos”.Y se los recomiendo a todo el mundo.
    Uno de sus libros fue el tercer libro cubano de mi biblioteca… hoy ya voy por 768 ¡¡y creciendo!!
    Es gracias a escritor@s cuban@s como ell@s que han estimulado en mi el placer de la lectura, que la humilde ‘Biblioteca cubana de Barbarito’ se va consolidando en el espacio-tiempo.
    ¡¡Gracias a tod@s!!

  17. Teresa Dovalpage dijo:

    ¡Alabao, cuántos comentarios lindos!
    Barbarito, un millón d gracias, chico, por tus buenas palabras. Así se anima una aseguir escribiendo..
    Y sí, Cubano, tienes mucha razón, mientras no nos convirtamos en una especie en extinción todo estará bien.
    Daína, chica, gracias por dirigirme en una buena vía, me encanta todo este brete estraterréstrico y el libro (Communion, por Whitley Strieber, para los interesados en el tema) está magnífico, basado en experiencias reales del autor. David ¡gracias por tu mensaje! A ver cuándo te atusas a Taos…Te encantará, tienes que oír el Taos hum y dicenm que éste es un pueblo muy metafísico. Saludos a tu novia y a los kittens.
    Norberto, pa mí que se asustaron y no volvieron más por Centro Habana.
    ¡Gracias de nuevo, Barbarito!

  18. BARBARITO dijo:

    ¡¡Gracias a ti Te!! Tenerte como amiga y ESCRITORA es lo mejor que le puede pasar a un ‘lectorcubano’.
    Animate a seguir escribiendo así de BIEN, por muchos MUCHOS años!!

Comenta, que es gratis

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s