Orden en el caos (y viceversa)

Un compositor ultramoderno sube al escenario, habla durante cinco minutos de su pieza —que dura siete—, de cómo está estructurada, de por qué escribe como escribe y cuál es la razón por la que esta pieza que en breve escuchará el respetable público cita a otra que le antecede, también de su autoría. Habla de su hipótesis personal del caos y de lo importante que es para él que todos los instrumentos del octeto interpreten solos simultáneamente y coincidan aquí, allá y acullá, y cómo incluso en algunos instantes tocarán desafinando, como si hubieran querido alcanzar una nota, pero el esfuerzo fuese en vano. La audiencia aplaude. El maestro toma la batuta, empieza a conducir y yo me quedo en Babia. Quiere el Altísimo que en esos siete minutos infinitos no me rinda al sueño. Las notas que desafinan y la puesta en práctica de la teoría del caos me lo impiden.

Después del intermedio, los músicos regresan a escena y tocan el concierto número 115 de Johannes Brahms, que consta de cuatro movimientos: allegro; adagio; andantino-presto non assai, ma con sentimento; con moto. Nadie presenta la pieza. Nadie explica el contexto histórico en que vino al mundo. Nadie diserta sobre la composición musical en el siglo XIX. Nadie habla de teorías de vanguardia. Ni falta que hace.
___
Imagen: Shigeo Fukuda.

Acerca de Alexis Romay

Pienso, luego escribo.
Esta entrada fue publicada en Música, Misceláneas. Guarda el enlace permanente.

8 respuestas a Orden en el caos (y viceversa)

  1. Anonymous dijo:

    Ese es el buen arte. si explica el mismo.
    lila

  2. Bauta dijo:

    Ah, la metatranca!…Petulancia oral, supositorio intelectual que explica (justifica?) un arte tan exquisito como la metatranca misma. Te compadezco broder!
    Saludos!

  3. luisc dijo:

    Tal cual… sobran las palabras….

    Me hiciste recordar una anécdota un día que mi amiga pianista (y soprano) Oderay Ortega, sentada al piano, tocaba unos acordes derivados de 7ma (9na, 11na, etc) mientras me decía, “mira Luis, qué rico suena esto”. y le dije que si, que qué bueno está, qué contemporáneo sonaba (en realidad le dije con la jerga del momento “qué moña más buena”). Y, de quién es?, le pregunté: de J.S. Bach.

  4. Anonymous dijo:

    Más claro que eso, el agua…

    Saludos
    F.C.

  5. Chez Isabella dijo:

    Así es, Alexis, ¿quién ha dicho que hay que explicar el arte? Grave conflicto para los que pensamos de este modo y estudiamos historia del arte. Saludos desde Montréal.

  6. Teresa Dovalpage dijo:

    ¡Verdad! El arte que necesita explicación no es arte, es …caca de toro.

  7. raúlciro (fripp) dijo:

    Pues… “La Caca”, es nuestra mejor muestra de… arte, es “oro”…

  8. Anonymous dijo:

    esa mania de los humanos de tratar de encontrarle una explicacion a todo…
    alina brouwer.

Comenta, que es gratis

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s