Mi vecino y el socialismo en Cuba

20130805-084842.jpg

Hace unos años, el poeta cubano Néstor Díaz de Villegas acuñó un término tan justo como preciso: el pancastrismo, esa capacidad que tiene el régimen de la isla de aparecer en donde menos uno se lo espera, combinada con nuestra habilidad de adivinarlo allí donde se oculta.

Recuerdo el vocablo pues una de las calles que a veces transito de un vecindario cercano me hace pensar en aquel “ahora sí vamos a construir el socialismo” que pronunciara el Convaleciente en Jefe ya quien se acuerda cuándo. Resulta que hay un señor que dedica horas y horas de asueto a erigir una pared de piedras. Casi siempre que paso por su cuadra, si es fin de semana, el presunto dueño de la casa está enfrascado en levantar el muro, roca sobre roca. Está en su derecho, eh. (Por cierto, que me perdone por tomarlo como “base material de estudio”. Me tomé el cuidado de no mostrarlo en la foto: no me interesa la persona, ni la casa a la que delimita el muro, sino su conexión con aquella tristísima isla larga de la que huyeron estos pies).

El muro que levanta, por decirlo mal y pronto, es una chapucería. Y desluce mucho más al estar ubicado al lado de una casa con uno bien construido: no será una instalación de Andy Goldsworthy, pero pasa.

Pero el vecino de marras, ay, continúa enfrascado en que vale la pena seguir doblando el lomo, dedicándole minutos a esa pared ingrata. Lleva años en este proyecto y no hay argumento que lo haga abandonarlo. Especulo, lo sé, pero si el argumento más obvio está a la vista de todos y el hacedor no se da por enterado, ¿quién podría convencerlo de que desista?

Parecerá que me ensaño con mi vecino. Y les juro que no es el caso. Lo que quiero es demostrar el apego (por demás humano) a un proyecto personal en el cual el susodicho ha invertido tanto tiempo y por el que ha dado la cara públicamente. “Nuestro muro es chapucero, pero es nuestro muro”, nos dice con sus acciones. O —lo que es peor— quizá aún no se ha enterado —no quiere enterarse— del tamaño de la chapuza.

Y he aquí que entra el castrismo, que del mismo modo ha edificado un modelo del cual el propio artífice declarara hace unos años que no funciona, y aún así sigue sin detenerse a escuchar razones, sin importarle cuánto desluce en el contexto.

Lo que digo a analistas, cubanólogos y demás hierbas afines es que se olviden de ideologías cuando analicen la cosa cubana. La construcción del socialismo en Cuba —al igual que el muro de piedras de mi vecino— no ha sido otra cosa que un capricho personal llevado a sus más terribles consecuencias.

Acerca de Alexis Romay

Pienso, luego escribo.
Esta entrada fue publicada en Cuba y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Mi vecino y el socialismo en Cuba

  1. Anónimo dijo:

    Como siempre Alexis, brillante!

  2. gonzalo09cubano dijo:

    Che Guevara escribió en 1965: “Nos forjaremos en la acción cotidiana, creando un hombre nuevo…”

    Fidel y Raúl Castro usaron también la creación del hombre nuevo en Cuba como objetivo del devenir de sus acciones de gobierno.
    “Erradicar vicios como los juegos con interés económico , apuestas , adicciones, la prostitución , cerrar bares, cantinas y centros nocturnos donde se decía proliferaban la inmoralidad , la corrupción y la violencia, convertir cuarteles en escuelas, planes de estudios masivos en internados para los niños y jóvenes, así como unidades militares de ayuda a la producción (UMAP) para los mas descarriados, fueron entre muchas, consignas y acciones gubernamentales que se consideraron imprescindibles para crear la conciencia de ese nuevo modelo de ser humano…” Fuente: Cuba, la dictadura y el hombre nuevo, por Nelson Núñez Dorta, Querétaro, México, CUBANET.
    Un artículo en inglés, escrito por mi y publicado por Intrepid Media, muestra la descripción de “el hombre nuevo” en Cuba, en la actualidad, en palabras de Raúl Castro en un discurso el 7 de julio, 2013, ante la Asamblea Nacional. Visite el enlace siguiente para leerlo:

    http://www.intrepidmedia.com/column.asp?id=4553

Comenta, que es gratis

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s