Retrato a mano alzada del Enfermo

Delira el comandante reincidente
huyéndole a la muerte que le espera.
Lo ayudan a salir de la bañera,
le ponen su chándal convaleciente.

Entre argumentos, se le va un bostezo;
entre bostezos, suelta una mentira.
¡Qué ingrata su nariz cuando se estira!
¡Qué pellejudo luce su pescuezo!

¡Qué sosas sus palabras mentecatas!
¡Qué irreflexivas son sus reflexiones!
¡Qué secretos de estómago y de estado!

De su barco, saltan todas las ratas.
No lo salva un trasplante de riñones.
Baja el telón. Su show ha terminado.

Acerca de Alexis Romay

Pienso, luego escribo.
Esta entrada fue publicada en Apologías e insultos, El Innombrable, La muerte de Narciso. Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a Retrato a mano alzada del Enfermo

  1. Anonymous dijo:

    Eres el mejor!!!!!!!
    Q.

    Me gusta

  2. Ernesto G. dijo:

    Muy bueno (era de esperar).

    Me gusta

  3. Anonymous dijo:

    Me uno al anónimo de la 1.21, eres el mejor en eso de los sonetos…
    Y los suecos no se estan haciendo los suecos, se les agradece, vamos a ver que pasa ahora.
    Saludos
    F.C.

    Me gusta

  4. Anonymous dijo:

    Bustro,

    Vola’o, bróder, sigo.

    Un abrazo

    César

    Me gusta

  5. Isis dijo:

    Lo que el anónimo de la 1:21 p.m, yes !

    Me gusta

  6. Eufrates del Valle dijo:

    Eres mucho Bustro! Genial.

    Me gusta

Comenta, que es gratis

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s