Lo que me dijo (entre líneas) un venezolano en el aeropuerto Fiumicino de Roma

A mí tu comandante no me engaña,
pero el Mico Mandante me atormenta.
Por eso me escapé de la tormenta:
desde Miami, miro su patraña.

Si somos de algún buitre las dos alas
―como diría un boricua trasnochado―,
mi futuro es igual a tu pasado.
«Cambio mi petróleo por tus balas»,

―dice el Mico Mandante al Enfermizo.
«Y mándame doctores y enfermeras
que cuiden de mis tripas y mi aliento.

Tú, sigue construyendo el paraíso,
pleno de represión y jineteras.
Yo seguiré enviándote el sustento».

Acerca de Alexis Romay

Pienso, luego escribo.
Esta entrada fue publicada en Apologías e insultos. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Lo que me dijo (entre líneas) un venezolano en el aeropuerto Fiumicino de Roma

  1. Anonymous dijo:

    Sentado en esa mesa, te veo escribiendo sin descanso,
    nunca los brazos de Morfeo
    te tendran en su remanso.
    Saludos
    F.C.

    Me gusta

  2. Yo Ana dijo:

    Le cayó carcoma a Venezuela, na, que nadie escarmienta por cabeza ajena. Qué buena está esta página poeta! Otra admiradora más, disfrutando tus rimas mordaces y sagaces. Un saludo desde Asturias,

    Ana

    Me gusta

Comenta, que es gratis

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s