Yo también tengo un sueño

El año pasado, mi amigo Juan Milà, director editorial de Harper Via, me llamó para preguntarme si me interesaría traducir el discurso Yo tengo un sueño, de Dr. Martin Luther King, Jr. Lo primero que pensé fue que lo había escuchado mal. No podía creer que ese pilar monumental del movimiento de derechos civiles no existiera en formato de libro en español. Le dije que sí inmediatamente… 

¡Y el libro ya está en mis manos!

Ha sido un honor indescriptible llevar a mi lengua natal este discurso oportuno y atemporal. También tuve el privilegio de traducir un conmovedor prólogo, escrito para esta edición, por Amanda Gorman. Al traducir ambos textos, me beneficié de las maravillosas sugerencias de mi editora —y ahora amiga querida— Ariana Rosado Fernández, así como de mi querido Juan Milà.

En el proceso, todo el tiempo tuve presente que esto era un discurso. Por tanto, el texto tenía que sonar bien. Más allá del contenido, tenía que comunicar la cadencia, la musicalidad y el ritmo de uno de los mejores oradores del idioma inglés. Así que recité cada oración y todo el discurso, en español, una y otra vez… 

Durante los primeros días —¿o acaso fueron semanas?—, todavía no me podía creer que iba a ser el vehículo a través del cual las palabras de Dr. King llegarían a una audiencia hispanohablante. Sin embargo, en lugar de intimidarme, esta responsabilidad me inspiró y me mantuvo (con)centrado y con los pies en la tierra. 

Desde el borrador final, ya he perdido la cuenta de la cantidad de veces que he leído mi traducción en voz alta. Y todavía la voz se me quiebra y el pulso se me acelera mientras leo. Esto es personal. Esto a mí me toca de cerca. Yo también tengo un sueño. Yo también comparto el sueño de Dr. King. Yo también me pregunto, con Langston Hughes, ¿qué le pasa a un sueño diferido

Este sueño también es aplicable a mi patria. En las fotos en este post, el hombre que alza la mano contra un régimen racista es el ganador del Grammy Maykel “Osorbo” Castillo Pérez, quien en este momento está en la cárcel en Cuba por su canción “Patria y vida” y por el crimen de cantar siendo negro. Es un prominente líder del Movimiento San Isidro. Y yo no seré libre hasta que él sea libre. Hasta que Cuba sea libre. 

Mi traducción de Yo tengo un sueño está disponible en tu librería predilecta. También puedes pedirle a tu biblioteca pública que la incluya en su colección. Adelante: léelo. Cree en el sueño. ¡Haz que se cumpla!

Acerca de Alexis Romay

Pienso, luego escribo, luego traduzco, luego existo.
Esta entrada fue publicada en Cuba, Estados Unidos, Exilio, Insilio, Represión y etiquetada , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Yo también tengo un sueño

  1. ¡Muchas felicidades, Alexis!

    Le gusta a 1 persona

Comenta, que es gratis

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s