El arte de las fugas (VI)

Me fui de Cuba a finales
del siglo pasado, un día
que sentí que no hallaría
belleza en las catedrales,
las calles, los soportales…
pues las aguas albañales
habían vuelto un pantano
aquel porvenir cubano
inundado de indigencia,
marcado por la violencia
de nuestro horror cotidiano.

***

[Ilustración: Omar Santana].

PD: Acabo de notar que aquí inventé la décima de once versos, con esquema de rima ABBAAACCDDC. ¡La undécima!

Acerca de Alexis Romay

Pienso, luego escribo.
Esta entrada fue publicada en Ciclo de décimas, Cuba, Represión, Una décima (a)parte y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Comenta, que es gratis

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s