El arte de las fugas (III)

Me fui de Cuba un verano
que era más bien un otoño.
Yo era un poeta, un retoño,
y estaba en llamas el llano.
A ese estadio del cubano
que es el exilio partí.
Traje un libro de Martí,
ese otro poeta preso.
Me fui de Cuba y confieso:
Cuba no se fue de mí.

***

[Ilustración: Omar Santana].

Acerca de Alexis Romay

Pienso, luego escribo.
Esta entrada fue publicada en Ciclo de décimas, Cuba, Exilio, Insilio, Represión, Una décima (a)parte y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Comenta, que es gratis

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s