Cuba y el ser apolítico (II)

artista: Antonia Eiriz; título: “Una tribuna para la paz democrática”
año: 1968; técnica: óleo y collage sobre tela; dimensiones: 220 x 250.5 cm

«Yo no me meto en política.
No me gusta esa maniobra.
Hoy prefiero hablar de mi obra
y cautivar a la crítica.
Tildarán de parasítica
y cobarde mi postura
que celebra a la cultura,
los artistas, los congresos,
pero que ignora a los presos
que hay en esta dictadura».

Acerca de Alexis Romay

Pienso, luego escribo, luego traduzco, luego existo.
Esta entrada fue publicada en Artes visuales, Ciclo de décimas, Cuba, Represión, Una décima (a)parte y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Cuba y el ser apolítico (II)

  1. Pingback: Oda urgente a la patria (I) | Belascoaín y Neptuno

Comenta, que es gratis

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s