Cuba y el ser apolítico (II)

artista: Antonia Eiriz; título: “Una tribuna para la paz democrática”
año: 1968; técnica: óleo y collage sobre tela; dimensiones: 220 x 250.5 cm

«Yo no me meto en política.
No me gusta esa maniobra.
Hoy prefiero hablar de mi obra
y cautivar a la crítica.
Tildarán de parasítica
y cobarde mi postura
que celebra a la cultura,
los artistas, los congresos,
pero que ignora a los presos
que hay en esta dictadura».

Acerca de Alexis Romay

Pienso, luego escribo.
Esta entrada fue publicada en Artes visuales, Ciclo de décimas, Cuba, Represión, Una décima (a)parte y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Comenta, que es gratis

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s