Cuba y el pathos (II)

Belascoaín y Neptuno | Foto: Francesca Sammartino

Ay, Cuba, qué desconcierto, 

qué tristeza tan inmensa

que censures a la prensa

y que veneres a un muerto.

Te pienso cuando despierto,

pienso en ti cuando anochece

y es una angustia que crece

con el vaivén de las olas, 

la tragedia de las colas

y el terror que te estremece.

Acerca de Alexis Romay

Pienso, luego escribo.
Esta entrada fue publicada en Censura, Ciclo de décimas, Cuba, Represión, Una décima (a)parte y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Comenta, que es gratis

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s