Invitación a Pablosky Rosales

Oh, Pablosky, tomeguín 

que desde Toronto canta

como cantaste en Infanta

y allá en Belascoaín

y Neptuno, con un swing

universal y cubano,

con aquel tres en la mano,

con una gracia entrañable,

con una voz memorable:

pasa por mi blog, mi hermano.

***

Y Pablosky me respondió

Alexis, hermano mío:

Tu verso tan oportuno

me teleportó a Neptuno

tras un concierto tardío.

Aquellos días con brío

de juventud caminamos

y luego nos encontramos

en New York, por eso sé

¡que tu blog visitaré!

¡Seguro! En eso quedamos.

Acerca de Alexis Romay

Pienso, luego escribo.
Esta entrada fue publicada en Cuba, Exilio, Insilio, Música y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Comenta, que es gratis

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s