Cuba y el descontento (II)

Se me agotó la paciencia 

por allá por los noventa, 

la tarde en que me di cuenta 

de que toda la indigencia, 

la represión, la indolencia 

en las que estaba sumido 

y que ya había vivido 

en mi infancia y juventud 

disfrazadas de virtud 

eran culpa del Partido.

***

[Ilustración: Omar Santana].

Acerca de Alexis Romay

Pienso, luego escribo.
Esta entrada fue publicada en Ciclo de décimas, Cuba, Insilio, Represión, Una décima (a)parte y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Comenta, que es gratis

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s