De un pájaro las dos alas

«Caracas es una ruina

pintada de color gris».

En La Habana, ese matiz,

esa tristeza cansina

—que comienza en la cocina

y su falta de ingredientes

impuesta por delincuentes

hacen vivir al cubano

con la esperanza en la mano,

«con el cuchillo en los dientes».

***

A Jaime Bello-León, que me dio el pie forzado

Acerca de Alexis Romay

Pienso, luego escribo.
Esta entrada fue publicada en Una décima (a)parte. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a De un pájaro las dos alas

  1. Pingback: Oda urgente al mango podrido (VI) | Belascoaín y Neptuno

  2. Pingback: Oda urgente al mango podrido (VII) | Belascoaín y Neptuno

Comenta, que es gratis

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s