Las protestas y el doble rasero

En Cuba no hay gasolina

ni comida ni derecho

a protestar y da al pecho

la represión y en la esquina

de la tienda Clandestina

hay una plaza sitiada,

reprimida y violentada…

Mientras tanto, al Malecón

cubre con su polución

la Caravana del Lada.

Acerca de Alexis Romay

Pienso, luego escribo.
Esta entrada fue publicada en Cuba, Insilio, Represión, Una décima (a)parte y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Las protestas y el doble rasero

  1. Mariano Vidal dijo:

    La caravana del Lada! Ja, ja, ja! Otra joya!

    Me gusta

Comenta, que es gratis

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s