Las protestas y el doble rasero

En Cuba no hay gasolina

ni comida ni derecho

a protestar y da al pecho

la represión y en la esquina

de la tienda Clandestina

hay una plaza sitiada,

reprimida y violentada…

Mientras tanto, al Malecón

cubre con su polución

la Caravana del Lada.

Acerca de Alexis Romay

Pienso, luego escribo, luego traduzco, luego existo.
Esta entrada fue publicada en Cuba, Insilio, Represión, Una décima (a)parte y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Las protestas y el doble rasero

  1. Mariano Vidal dijo:

    La caravana del Lada! Ja, ja, ja! Otra joya!

    Me gusta

  2. Pingback: Barriga llena… | Belascoaín y Neptuno

  3. Pingback: La escasez en Cuba | Belascoaín y Neptuno

Comenta, que es gratis

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s