Candil de la calle, oscuridad de la casa (II)

Aunque ni él sabe qué es eso,

hoy Raúl Torres “se amuebla”.

(Su visión es pura niebla.

Su musa es un pan con queso).

Mientras tanto, la isla en peso

—sin libertad ni comida—

imagina una salida

que le mejore la suerte

y cambia aquel “patria o muerte”,

que es hora de patria y vida.

***

[Ilustración: Omar Santana].

El pie forzado me lo dio Enrique Del Risco, que publicó este pantallazo del muro del susodicho. (La canción es más larga y más infame. Por tanto, les ahorro el resto).

Acerca de Alexis Romay

Pienso, luego escribo.
Esta entrada fue publicada en Cuba, Insilio, Música, Una décima (a)parte y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Comenta, que es gratis

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s