A propósito de la muerte del susodicho

En vista de que lo tuve que sufrir a diario en mi infancia y juventud, me reservo el derecho de responder a la muerte del dictador cubano Fidel Castro Ruz en una variedad de registros y tonos.

Ya habrá oportunidad para ensayos, artículos de opinión, poemas satíricos. Por hoy, les dejo esta adaptación de “Vete de mí”, uno de mis boleros predilectos, con letra de Homero Expósito y música de Virgilio Expósito.

Aquí va, con las variaciones de rigor.

Tú, que llenas todo de miseria y senectud,
que nos quitaste el pan, la libertad, la luz.
Te aborrecemos tanto, Fidel Castro Ruz.
Dictador ruin.

No te detengas a mirar
algún festejo en Miramar,
alguna fiesta en West New York.
Mira el paisaje del dolor
que es la razón de celebrar y amar.

Yo, que ya he luchado contra toda la maldad,
mi cuenta en Twitter está a punto de estallar.
No te voy a normalizar,
dictador ruin.

Fuiste en mi vida lo peor
de la neblina del ayer.
Qué suerte que pude escapar.

La historia no te va a absolver,
ni mucho menos perdonar.

Acerca de Alexis Romay

Pienso, luego escribo.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a A propósito de la muerte del susodicho

  1. dovalpage dijo:

    Muy bueno, y a inspirarse ahora, que hay material. Abrazos desde Taos…

  2. Pingback: Raúl Guillermo Rodríguez Castro: El cangrejo impertinente | Belascoaín y Neptuno

Comenta, que es gratis

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s