Una calurosa bienvenida

Directo desde La Habana
—con séquito de mascotas,
tracatanes, limpiabotas
y retórica malsana—,
debuta en la Gran Manzana
con esa falta de swing,
con su labia siempre ruin,
con dinero del erario
(que pagué con mi salario)
Marielita Castro Espín.

Acerca de Alexis Romay

Pienso, luego escribo.
Esta entrada fue publicada en Cuba, Heredero en Jefe©, Una décima (a)parte, Viajes y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Comenta, que es gratis

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s