Bobby’s Way

Para Febrero 26 del 2010, la sociedad FUNDarte, con sede en Miami, hubo de programar en el teatro Manuel Artimes el debut floridano del legendario y multifacético artista cubano Bobby Carcassés, acompañado por un distinguido grupo de jóvenes y talentosos compatriotas, todos residentes en este país, algunos de ellos con la aprobación y el visto bueno de las autoridades de la Isla. Lo que algunos han dado en llamar “quedaditos” o “gusañeros” (entre gusano y compañero), palabras que yo solo uso a modo de información y sin el menor ánimo de ofender.

Volviendo la vista 40 años atrás, recuerdo con nostalgia la ocasión en que sin el más mínimo apoyo oficial, Bobby Carcassés y yo organizamos el primer festival de Jazz de Cuba. Siempre luchando contra viento y marea, el evento tuvo lugar en la Casa de la Cultura de Plaza —antiguo Liceo del Vedado— en (lo que iba quedando de) la otrora hermosa ciudad de La Habana, y haciendo honor a la verdad, Carcassés fue el único verdadero padre de la idea aquella. Yo solo me uní incondicionalmente a su irresistible entusiasmo, y lo secundé en todo lo que pude. Me acuerdo que el concierto de apertura, titulado “Bop y Modalismo” estuvo a cargo del veterano jazzista cubano Leonardo Acosta, que se trajo al inigualable  Emiliano Salvador en el piano.

En aquellos días también se nos sumó Pablo Menéndez, un americano que se quedó a vivir en Cuba casado con Adria Santana, una bella (y excelente) actriz de Victoria de la Tunas. Pablo es hijo de una cantante “izquierdosa” llamada Barbara Dane, de modo que para su pesar, todos le llamábamos “Paul Dane”, dando rienda suelta a nuestro solapado pro-yankismo. Paul, que tocaba la guitarra de rock ofreció invitar a Charlie Haden, un bajista californiano de ideas izquierdistas (de lejos, claro), que le compone canciones a Ho Chi Minh y a la sección roja de la guerra civil española. Pero la idea nunca cuajó, pues, cuando aquello, los dirigentes culturales estaban aun muy verdes y no quisieron arriesgarse a invitar al camarada oriundo del Norte Brutal y Revuelto. Ellos pensarían seguramente que “Un Gringo, por muy de izquierda que sea, Gringo se Quea”.

Durante décadas, y a pesar de jamás haber ocultado su simpatía por Fidel Castro y lo que representa el más antiguo dictador de este planeta, el inefable Bobby ha sido sistemáticamente discriminado e ignorado por las autoridades culturales de esa Isla castigada por la intolerancia y la desconfianza mutua. Siendo dirigido primero por Arturo Sandoval y más tarde por Chucho Valdés, el mismísimo Bobby se ha quejado de que no le han permitido ni siquiera ser el director del festival ¡que él mismo creó! Y yo me atrevo a agregar que al que por su gusto muere… no se le mira el colmillo.

Ya en aquel tiempo, con mis padres exiliados en Nueva York, varias personas hubieron de acercarse a mí para recomendarme evitar su compañía, para de esa forma limpiar y estabilizar mi imagen como artista revolucionario. Pero yo nunca tuve el valor de darle la espalda a un creador al que además, admiraba profundamente como “Ser Cubano”, que no es ni más ni menos que una especie de ser humano, pero con clave y bongó.

Mucho ha llovido desde aquellos días de juventud y Jazz proscrito, pero en todo caso, lo mismo como entertainer que como artista plástico, creo que mi viejo amigo Bobby Carcassés merece recibir en los Estados Unidos el reconocimiento que jamás disfrutó en su tierra madre. Lo que espero (aunque dudo mucho) es que este noble acto de justicia artística no sirva de preludio a similares tributos a gente como Pablo Milanés, Silvio Rodríguez u otros lamentables (aunque no menos talentosos) representantes musicales de una dictadura que ya nos dura más de 5 décadas. Yo por mi parte solo aspiro a que en su ya cargada lista de injusticias y arbitrariedades, Dios no me dé vida suficiente para asistir a la entrega de la llave de Hialeah a Abel Prieto, o ver la calle ocho del South West  rebautizada “Omara Portuondo’s Way” o algo similar, justamente aquí, en el centro del adolorido corazón del exilio cubano.

Paquito D’Rivera
Febrero 35-2010

Add to FacebookAdd to DiggAdd to Del.icio.usAdd to StumbleuponAdd to RedditAdd to BlinklistAdd to TwitterAdd to TechnoratiAdd to Yahoo BuzzAdd to Newsvine

Acerca de Alexis Romay

Pienso, luego escribo.
Esta entrada fue publicada en Cuba, Exilio, Música y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Bobby’s Way

  1. ramon garcia dijo:

    Musico, cubano y ser humano, rara trilogia en un solo hombre, Don Paquito, lo felicito

Comenta, que es gratis

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s