Crónica de la protesta en Nueva York

Aunque sólo fue convocada con cuatro o cinco días de antelación, esta protesta fue quizá mucho más exitosa que la que hicimos hace un año. Se repitieron el frío y muchas caras; otras fueron reemplazadas, pero volvimos a contar con la misma amalgama de exilio histórico y gente que lleva menos de una década por estos lares.

Creo que la clave del éxito consistió en llevar la manifestación a Times Square. No podía haber quedado mejor. En vista de que este es un lugar bastante concurrido, en el mismo no se permite el uso de megafonía, pero lo que perdimos en audio lo ganamos en visibilidad: una de las esquinas más transitadas de Nueva York —y del mundo— vio desfilar nuestros carteles y demandas durante una hora.

A la una de la tarde —momento en que concluía el permiso para ocupar esta zona—, a alguien del grupo se le ocurrió la brillante idea de caminar hasta la 39 y Lexington, que es donde tiene su sede la misión de Cuba ante la ONU. Y donde, tradicionalmente, transcurren nuestras manifestaciones en pro de los derechos humanos y en contra del régimen que los pisotea a diario en la isla. La respuesta fue unánime… y salimos andando. Lo crucial de esta decisión fue que siempre que nos manifestamos ahí, la guerra es avisada y el régimen tiene tiempo de sobra para agrupar a sus torpes huestes de tontos útiles y nos espera con contramanifestaciones que hacen todo lo posible por distraer la atención.

Pero esta vez los cogimos movidos. No se la esperaban en lo absoluto. Una cadena humana se transportó desde lo más céntrico de La Gran Manzana hasta el cubil de la dictadura, mostrando imágenes de Orlando Zapata Tamayo, el Dr. Oscar Elías Biscet y otros prisioneros políticos, así como carteles que exigían el respeto a los derechos humanos y la abrumadora carencia de los mismos en Cuba. Recorrimos unas quince cuadras, mostrando los carteles a cuanto transeúnte, conductor o pasajero se nos cruzó en el camino. Al llegar a la sede —¡sorpresa!—, cantamos el himno nacional, gritamos hasta perder las voces y, por último, dejamos los carteles en las ventanas enrejadas, metáfora tan apropiada para representar ese país que lleva medio siglo tras las rejas.

A los diez minutos de exigirle al régimen el cumplimiento de los derechos humanos, los secuaces de la dictadura —ocultos, tirando fotos, desde las ventanas del recinto—, se quejaron a la policía, que llegó justo cuando nos íbamos. Pero ahí no paró la cosa. Salimos andando hasta la 42 y la 8va avenida, que es donde radica The New York Times. Ahí repartimos carteles y volantes a personas que entraban y salían del edificio, así como a peatones en general. Algunos se nos acercaron para indagar; otros conocían y repudiaban de antemano el asesinato de Zapata Tamayo.

En un rato —tan pronto termine de cargarlos a la computadora— subiré fotos y videos de la protesta.

Crónica de la protesta en Nueva York

Aunque sólo fue convocada con cuatro o cinco días de antelación, esta protesta fue quizá mucho más exitosa que la que hicimos hace un año. Se repitieron el frío y muchas caras; otras fueron reemplazadas, pero volvimos a contar con la misma amalgama de exilio histórico y j

Creo que la clave del éxito consistió en llevar la manifestación a Times Square. No podía haber quedado mejor. En vista de que este es un lugar bastante concurrido, en el mismo no se permite el uso de megafonía, pero lo que perdimos en audio lo ganamos en visibilidad: una de las esquinas más transitadas de Nueva York —y del mundo— vio desfilar nuestros carteles y demandas durante una hora.

A la una de la tarde —momento en que concluía el permiso para ocupar esta zona—, a alguien del grupo se le ocurrió la brillante idea de caminar hasta la 39 y Lexington, que es donde tiene su sede la misión de Cuba ante la ONU. Y donde, tradicionalmente, transcurren nuestras manifestaciones en pro de los derechos humanos y en contra del régimen que los pisotea a diario en la isla. La respuesta fue unánime… y salimos andando. Lo crucial de esta decisión fue que siempre que nos manifestamos ahí, la guerra es avisada y el régimen tiene tiempo de sobra para agrupar a sus torpes huestes de tontos útiles y nos espera con contramanifestaciones que hacen todo lo posible por distraer la atención.

Pero esta vez los cogimos movidos. No se la esperaban en lo absoluto. Una cadena humana se transportó desde lo más céntrico de La Gran Manzana hasta el cubil de la dictadura, mostrando imágenes de Orlando Zapata Tamayo, el Dr. Oscar Elías Biscet y otros prisioneros políticos, así como carteles que exigían el respeto a los derechos humanos y la abrumadora carencia de los mismos en Cuba. Recorrimos unas quince cuadras, mostrando los carteles a cuanto transeúnte, conductor o pasajero se nos cruzó en el camino. Al llegar a la sede —¡sorpresa!—, cantamos el himno nacional, gritamos hasta perder las voces y, por último, dejamos los carteles en las ventanas enrejadas, metáfora tan apropiada para representar ese país que lleva medio siglo tras las rejas.

A los diez minutos de exigirle al régimen el cumplimiento de los derechos humanos, los secuaces de la dictadura —ocultos, tirando fotos, desde las ventanas del recinto—, se quejaron a la policía, que llegó justo cuando nos íbamos. Pero ahí no paró la cosa. Salimos andando hasta la 42 y la 8va avenida, que es donde radica The New york Times. Ahí repartimos carteles y volantes a personas que entraban y salían del edificio, así como a peatones en general. Algunos se nos acercaron para indagar; otros conocían y repudiaban de antemano el asesinato de Zapata Tamayo.

Fue un lindo día. En un rato —cuando termine de cargarlos a la computadora— subiré fotos y videos de la protesta.

Add to FacebookAdd to DiggAdd to Del.icio.usAdd to StumbleuponAdd to RedditAdd to BlinklistAdd to TwitterAdd to TechnoratiAdd to Yahoo BuzzAdd to Newsvine

Acerca de Alexis Romay

Pienso, luego escribo.
Esta entrada fue publicada en Cuba, Exilio y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

7 respuestas a Crónica de la protesta en Nueva York

  1. mayda dijo:

    FANTASTICO!!!
    Más vale maña que fuerza!

  2. Pingback: Hoy, en Times Square | Penúltimos Días

  3. Sergio pedroso dijo:

    Alla estuve, aunque llegue un poco tarde, pero me llene de regocijo de participar en la manifestacion, un abraso romay

  4. Conmovedor y grandioso, Alexis, cuando iban para la Sede de la ONU, recibí yo la llamada del artista y amigo Rolando Pulido, que me comentó lo sucedido, mientras yo me preparaba para ir a la concentración de la Calle 8 y la 13 Avenida, y de ahí a la propuesta por la Asociación O-JEC Cubanos, liderada por Yasser Torres, en donde se hizo una Cadena Humana por Orlando Zapata Tamayo, en toda la acera del Café Restaurant Versailles, que de veras fue impactante, pues existió un feed back interesante y cómplice entre los protestantes, los transeúntes y los autos que pasaban con sus banderas y tocaban sus claxons o lanzaban consignas, en fin, que durante más de dos horas los asistentes contagiamos a cuanta persona llegaba o pasaba por el lugar. En estos días, en muchas partes del mundo, hemos vivido algo diferente y fructífero, para el apoyo de los cubanos que representan la resistencia y la oposición al castrismo en la Isla, junto con el despertar de la conciencia de muchos que antes ni apostaban por una protesta, como las que se han dado en Madrid, Barcelona, Italia, Nueva York y Miami, cinco polos bien interesantes, para comenzar a desbrozar el camino hacia el derrumbe total de la tiranía en Cuba, porque ya deteriorada y desprestigiada está, sólo falta el empujoncito real de todos, tanto dentro como afuera. Gracias por tu crónica, muy descriptiva y amena, lo que necesitamos para ofrecer un diagnóstico de lo sucedido en las distintas partes del mundo, con respecto a las Cadenas de Solidaridad por el asesinato premeditado del titán cubano Orlando Zapata Tamayo. Saludos y abrazos, Josán Caballero.

  5. Barbarito dijo:

    Unidad y solidaridad internacional.

  6. Pingback: Crónicas de una protesta anunciada: La libertad después del túnel (Segunda Parte) « Josancaballero's Blog

  7. Jaime Bravo dijo:

    Aprecio mucho su comentario de la protesta en NY. Aunque personalmente no pude participar,si me pase el sabado (aprendiendo y trabajando con mis amigos R. y J.)en la elaboracion de 9 carteles y baners que orgullosamente pude ver en CNN y TV Marti
    Gracias por poner su magnifico comentario de nuestra protesta en nuestro foro de Secretos de Cuba.

    Un saludo y todo mi respeto, Jaime Bravo de Winnipeg, Canada.

Comenta, que es gratis

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s