Nana del castrismo (para recitar en los matutinos escolares)

“Castro” no es un nombre propio,
ni es tampoco un sustantivo
―pesadilla verde olivo
que de mi pueblo fue el opio―;
es palabra que hace acopio
del mal gusto y mal estado
de un país que fue castrado
y que actúa cual eunuco
y obedece a un seboruco.
“Castro” es verbo y conjugado.

***

Y dice Jorge Salcedo:

Castro es verbo hiperactivo,
amenazante y tabú,
que glorificó un tarrú
como antipreservativo.
Se conjuga en blablativo
del presente inacabado,
es sangrón y ha desangrado
media Cuba. A la otra media
la incorporó en su tragedia
como coro o como estrado.

Acerca de Alexis Romay

Pienso, luego escribo.
Esta entrada fue publicada en Cuba, El Innombrable, Heredero en Jefe©, Una décima (a)parte y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Nana del castrismo (para recitar en los matutinos escolares)

  1. Castro es verbo hiperactivo,
    amenazante y tabú,
    que glorificó un tarrú
    como antipreservativo.
    Se conjuga en blablativo
    del presente inacabado,
    es sangrón y ha desangrado
    media Cuba. A la otra media
    la incorporó en su tragedia
    como coro o como estrado.

  2. axana alvarez dijo:

    Que bueno!!!, me encanta lo de verbo y conjugado, eso es re_ _ _gar todo el tiempo, Gorki escribiria la palabra completa, pero a mi me cuesta

Comenta, que es gratis

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s