Las noticias del terruño

20130115-124148.jpg
En mi oficina tenemos tantos países representados que podríamos competir con la Alternativa Bolivariana para las Américas. Claro —parafraseando a Paquito D’Rivera cuando se refiere a su grupo— nos diferencia del ALBA un detalle clave: nosotros trabajamos. Pero dejemos la eficiencia al margen. Ayer hice un pequeño sondeo entre amigos y colegas. Mi pregunta era: ¿qué diario nacional lees para estar al tanto del acontecer de tu país de origen?

El chileno lee La Tercera, El Mercurio y The Clinic.
Los colombianos leen El Espectador y El Tiempo.
La ecuatoriana lee El Comercio, El Universo y El Mercurio.
Los argentinos leen El Clarín, Página 12 y La Nación.
La nicaragüense lee La Prensa y El Nuevo Diario.
La venezolana lee El Nacional, El Universal, Últimas Noticias, y Tal Cual Digital.
El paraguayo lee Última hora y el ABC.
La mexicana lee La Jornada, La Reforma y El Universal.
La costarricense lee La Nación, La República y La Gaceta.
La peruana lee El Comercio y Caretas.

Todos estos son, en mayor o menor medida, los diarios o semanarios de referencia de los países mencionados; todos son editados y circulan en sus territorios nacionales. De centro, de izquierda, de derecha: todos tienen algo que ofrecer a sus lectores allende los mares. Son fuentes de opinión y noticias sobre el estado de cosas en donde se imprimen y venden.

Y luego está el caso cubano. Yo, para enterarme de lo que pasa en Cuba, no me puedo fiar de un diario que se publique y edite en la isla. No tengo fuente de consulta que encaje en la llamada prensa tradicional, que en Cuba antes de tradicional (o, precisamente, para serlo) es oficialista. Si el Granma reconoce que hay 51 casos de cólera, sospecho de inmediato que la epidemia tiene que estar muy fuera de control como para que el órgano oficial del Partido Comunista de Cuba admita su existencia.

Por suerte, me mantienen al día del ir y venir del totalitarismo caribeño los blogs que desde isla y exilio gestionan, por lo general en sus ratos libres, unos cubanos que, como yo, sueñan con un país que respete, entre otras, la libertad de prensa.

Aquí va una lista de mis fuentes cubanas. Si quiere enterarse de por dónde van los tiros, pase y lea.

***
[Ilustración: El Guamá].

Acerca de Alexis Romay

Pienso, luego escribo.
Esta entrada fue publicada en Cuba, Exilio, Insilio, Prensa. Guarda el enlace permanente.

Comenta, que es gratis

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s