Alarde repentista (en horario de oficina)

Sandra me pide una rima
divertida y cadenciosa
en esta tarde preciosa.
Y yo, por más que me exprima
(como si fuera una lima),
no hay manera de que aguante
esa presión tan constante
que es escribir por encargo.
No doy más, de aquí me largo
(con los versos por delante).

Acerca de Alexis Romay

Pienso, luego escribo.
Esta entrada fue publicada en Una décima (a)parte. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Alarde repentista (en horario de oficina)

  1. Tigre, dígale a Sandra que se rompió la máquina de las décimas y no hay piezas de respuesto por culpa del bloqueo.

  2. Wichy García Fuentes dijo:

    A veces, amigo mío
    hay que hacer la concesión
    exprimirse el cabezón
    y oprimir al albedrío
    regar terreno baldío
    o una idea del ochenta
    por la pasión irredenta
    por la décima cuantiosa
    para que a la chica hermosa
    le puedas pasar la cuenta.

Comenta, que es gratis

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s