Diplomacia y reptiles

20120320-084731.jpg

La Habana y el Vaticano
nombran un embajador
que es un reptil y un primor
y soñó ser italiano.
Los anhelos del Fulano
de escapar del carcelero
se los tragó el vertedero.
Por dictamen y capricho,
terminará el susodicho
en un cinturón de cuero.

***

[Monseñor Giovanni Becciu bendice al cocodrilo. Roma, 14 de marzo de 2012. (AFP)].

Acerca de Alexis Romay

Pienso, luego escribo.
Esta entrada fue publicada en Cuba, Exilio, Insilio, Una décima (a)parte y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Comenta, que es gratis

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s