La trituradora

20120314-212842.jpg

Tiendas Cubanicay me pone en mi buzón de correo una oferta llamativa: por $50 —más $31 de manejo y envío— puedo enviar una máquina de moler carne a quien se me ocurra en Cuba. La memoria del picadillo a la habanera me abre el apetito. Y lo primero que me viene a la mente es lo difícil que es, para el cubano de a pie, encontrar carne, molida o por moler, en la isla.

Pero incluso antes de pensar eso, me asalta otra idea, que no por fugaz es menos certera: la única y legítima máquina de moler carne que conocen mis coterráneos es esa maquinaria perfectamente engrasada y diseñada para triturar: la dictadura de los hermanos Castro.

Acerca de Alexis Romay

Pienso, luego escribo.
Esta entrada fue publicada en Cuba, Exilio, Insilio, Represión. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a La trituradora

  1. dsident dijo:

    Moler que carne coño,a no ser que muelan a todos los hijos de puta del gobierno,oero eso no seria moler carne ,sino mierda

  2. Pingback: comercio – exilio | Cuba Material

Comenta, que es gratis

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s